domingo, 29 de junio de 2014

Qué es Ser un Héroe (o una Heroína), 2ª Parte


Significado y Vivencia del verdadero Ser Heroico

Bienvenido a la segunda parte de este artículo sobre el auténtico sentido de ser héroe. Ahora, examinados los diversos conceptos de esta palabra, algunos de ellos alejados de la verdad, vamos a profundizar en su verdadera esencia, yendo en primer lugar a su etimología, es decir, al origen de la palabra, que en este caso viene del griego.
Según el filósofo Platón, en su diálogo “Crátilo” o Del Lenguaje, la palabra “Iros” (Héroe) se deriva de “Eros,” (Amor) pues como él escribió: “...del Amor nacieron todos los Héroes...” 
 



Incidiendo sobre este punto escribí, hace ya un tiempo, el siguiente post: http://encaminodelheroe.blogspot.com.es/2014/02/ser-heroes-por-amor.html

Christopher Vogler, autor del guión en el cual se han basan las adaptaciones del Arquetipo del Héroe a la Literatura, el Cine y la TV, comparte con nosotros en su libro El Viaje del Escritor su propia definición de Héroe, basada también en la etimología del término. En sus propias palabras:

"El Héroe es alguien capaz de sacrificar sus propias necesidades en beneficio de los demás, como un pastor que se sacrifica para proteger y servir a su rebaño. En consecuencia, el significado de la palabra héroe está directamente emparentado con la idea del sacrificio personal”.



Según otros autores, la palabra Héroe se deriva del nombre que Alcides tomó al aceptar el encargo de los Doce Trabajos que le hizo su padre Zeus; a partir de ese momento se hizo llamar “Herakles,” que significa “La Gloria de Hera,” quien era la esposa de Zeus, la cual, en la clave psicológica del Mito simboliza la Psique del ser humano. 

 


Herakles -o Heracles- culminó sus Doce Trabajos, y a partir de ahí, habiendo hecho los méritos pertinentes, se postuló como uno más de entre los Dioses, y a su muerte como ser humano subió al Olimpo para vivir entre sus iguales, y desde allí, con su propio ejemplo de vida, inspirar a los seres humanos a superar su propias pruebas para despertar al Dios que llevan dentro, verdadera metáfora de los Doce Trabajos que él hizo no solamente para su padre, sino sobre todo, y como legado imperecedero, para la Humanidad. 



Precisamente en el Mito de Prometeo, el Titan que trajo el Fuego Sagrado para la Humanidad, y que desde entonces ha habido de cargar con el terrible castigo de ser desterrado al Tártaro y encadenado a una gran roca, donde cada día un águila, símbolo de Zeus, le devora el hígado, que se regenera cada noche para volver a ser devorado al día siguiente, será liberado de su sufrimiento cuando Heracles rompa las cadenas que le aprisionan a la gran roca que simboliza la Materia. 


También liberará a Atlas, quien carga con el peso del Mundo sobre sus espaldas. ¡Y todos nosotros estamos llamados a ser Heracles!




Después de esta exposición podemos concluir, sin ninguna duda, que Ser Héroe equivale a servir y proteger. Y así ha sido desde su origen, aunque hoy en día mucha gente crea que un ¿héroe? es alguien que quiere destacar y hacerse notar sobre los demás, sin otro motivo que agrandar su propio ego para compensar sus carencias afectivas... 



Lo cierto es que los Héroes son y siempre han sido muy necesarios. Y hoy día, en este punto crucial que atravesamos como Humanidad, dominado por la incertidumbre, el miedo y la falta de ideas nuevas y originales, son más necesarios que nunca.
El escritor contemporáneo español Ramón J. Sender (1901-1982) dejó para la posteridad esta reflexión:

"Es difícil en nuestros tiempos hallar un héroe. Un verdadero héroe capaz de arriesgarlo todo sin esperanzas de recompensa. También es difícil hallar un santo. No menos raro es encontrar un hombre con genio poético, o filosófico.
Sin embargo, los héroes, los poetas y los santos han hecho nuestra civilización, han hecho todo lo bueno que tenemos hoy.”

El Héroe inspira con su ejemplo, incluso con su mera presencia; llegados a este punto, permíteme formularte esta pregunta: ¿Nunca has estado cerca de una persona y has sentido como tu energía emocional subía y te encontrabas mejor, más seguro de ti mismo y más optimista ante los desafíos de la vida? 
 

Don Miguel de Cervantes nos habla sobre esto en su inmortal obra El ingenioso Hidalgo Don Quijote de La Mancha:

"Eres (Sancho Panza) héroe como él, tan héroe como él. Y es, Sancho, que el heroísmo se pega cuando nos acercamos al héroe con el corazón puro.
Admirar y querer al héroe con desinterés y sin malicia es ya participar de su heroísmo; es como el que sabe gozar de la obra del poeta, que es a su vez poeta por saber gozarla.”



Y en nuestros tiempos, prosaicos y descreídos, surgen las plumas prodigiosas e inspiradas de dos grandes escritores y pensadores, que nos brindan un retrato del verdadero heroísmo; se trata de José Ortega y Gasset y Miguel de Unamuno, éste último perteneciente a la Generación del 98.
Ortega y Gasset escribía en su obra Meditaciones del Quijote, publicada en 1914, estas sabias y profundas palabras:

"Existen hombres decididos a no contentarse con la realidad. Aspiran los tales hombres a que las cosas lleven un curso distinto; se niegan a repetir los gestos que la costumbre, la tradición, y en resumen, los instintos biológicos, les fuerzan a hacer.
A estos hombres les llamamos Héroes, porque ser Héroe consiste en ser Uno, Uno Mismo...”

Y Don Miguel de Unamuno, en su libro Vida de Don Quijote y Sancho, afirmaba lo siguiente, con su peculiar y original estilo literario:

"Don Quijote discurría con la voluntad, y al decir: Yo se quién soy, no dijo sino: Yo se quién quiero ser. Y es el quicio de la vida humana toda: El saber lo que el hombre quiere ser.
Te debe importar poco lo que eres, lo cardinal para ti es quién quieres ser, el Héroe sabe quién es, quién quiere ser, y solo él y Dios lo saben, y los demás hombres apenas saben ni quiénes son ellos mismos, porque no quieren de veras ser nada, ni quieren saber quién es el Héroe...“

El mensaje más poderoso que he leído jamás sobre los Héroes, fue dado por el investigador y escritor estadounidense Joseph Campbell, quien ha sido, por sus indiscutibles méritos, el gran divulgador del Arquetipo del Héroe, acercando a través de sus libros y sus conferencias, la figura del Héroe al gran público, y comenzando un camino que décadas después seguimos explorando Coaches, Terapeutas, Escritores y, en definitiva, todas aquellas personas que hemos hecho del Desarrollo Personal y de la búsqueda de la Excelencia, la meta de nuestras vidas. 
 

He aquí su poderoso mensaje, legado para la posteridad:

"Los héroes son personas que han triunfado tras superar todas las limitaciones humanas, como guerreros, chamanes, sanadores, santos y sabios.
Todos ellos han inspirado, protegido, servido e iluminado a otros, y sus vidas se alzan como monumentos al gran potencial que reside en todos y en cada uno de nosotros.”



¿Y para ti, que estás leyendo estas líneas, qué es ser Héroe? Voy a compartir contigo mi propia definición, basada en mi experiencia personal, pues he vivido el Camino del Héroe en mi vida, y de hecho, en estos momentos estoy volviendo a vivirlo. Dice así:

"Ser Héroe es atreverse a ir más allá de todo lo que has sido hasta ahora, para convertirte en la mejor versión de ti mismo.”

¡Muy bien! Hasta aquí vamos a llegar hoy. En la tercera y última parte de este artículo, abriremos la puerta al heroísmo más íntimo, más cercano a nuestra vida cotidiana, que es precisamente el mismo que demanda el mundo en estos momentos tan críticos.
Un héroe que desdeña la fama y la gloria, pero que persevera en su Misión hasta el final, propiciando un cambio profundo a su paso, e inspirando a todos con su ejemplo.
¡Esos son el Héroe y la Heroína que estamos convocando!

Si no has podido leer la 1ª Parte, aquí puedes hacerlo: http://encaminodelheroe.blogspot.com.es/2014/06/que-es-ser-un-heroe-o-una-heroina-1.html




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada