domingo, 7 de septiembre de 2014

Superhéroes, ¿Fantasía o Realidad? 2ª Parte

 
Qué representan los Superhéroes para nosotros


¡Bienvenido a esta 2ª parte de mi trabajo sobre los Superhéroes! Proseguimos este estudio sobre los Héroes Fantásticos de la cultura contemporánea, explicando a continuación las principales características que diferencian a los diversos personajes de este universo entre sí, pero antes de comenzar has de saber que hay Superhéroes y Superhéroes...


¿Y qué quiero decir exactamente con esto?

Bien, se trata de un detalle muy sencillo, pero fundamental para ellos y también para nosotros; no todos los Superhéroes tienen superpoderes, algunos de los más conocidos son personas normales, de carne y hueso como nosotros, y suplen con grandes dosis de creatividad, inteligencia y/o medios económicos los fantásticos superpoderes de los que gozan sus otros compañeros de aventura.


Y otro detalle, ¡aún más importante! ¿Qué puede ser..?

Ellos se convierten en Superhéroes gracias a su propia Historia Personal; una experiencia trágica que trunca el rumbo de su vida, y les fuerza a ir en una nueva dirección, la del sacrificio por sus semejantes, para compensar con ello el inmenso dolor sufrido, una herida que les marca de por vida, pero que a la vez les abre la puerta a realizar un auténtico y prodigioso Viaje de Poder, siempre dedicados en cuerpo y alma a una implacable e interminable lucha contra el Mal.



Son los Superhéroes que podríamos llamar Oscuros, en contraposición a los Solares o de la Luz, como Superman. Están marcados por la tragedia, la cual transmutan en su generosa lucha para proteger a la Humanidad de la amenaza del Mal, siempre presente.
Para ello, en su heroica epopeya como Superhéroes, abrazan a su propia Sombra, obteniendo con esta hazaña el Poder que les permite derrotar a sus malvados y tenaces enemigos, siguiendo así la senda transitada por los Chamanes desde hace miles de años. 



 
Este es el Auténtico y Atemporal Camino del Héroe, el vivido por los legendarios Héroe Mitológicos como Gilgamesh, Quetazcoalt, Horus, Arjuna, Ulises, Heracles, Cuchulain... Y también por hombres y mujeres como nosotros, Héroes y Heroínas de nuestra propia vida, y por este motivo los Superhéroes Oscuros son los únicos realmente humanos de entre los habitantes del Universo de la Fantasía Heroica.
Quizás te estés preguntando, ¿qué es la Sombra y en qué consiste abrazarla? Sigue este link y hallarás la respuesta:

Batman, el Hombre Murciélago, también conocido como el Caballero Oscuro de Gotham City -y no por casualidad- es el más representativo de ellos, pero no es el único. Le acompañan, viviendo un destino similar, otros Superhéroes como Punisher o Daredevil, o el Espectro. Y sobre ellos hablaremos en un post específico, más adelante. 
 


 
Ahora veamos cuáles son las características inhrentes a todo verdadero Superhéroe:

1) Siempre tienen al menos un Don, una Capacidad o Poder especial, que les permite cumplir su misión. Como por ejemplo Superpoderes para volar, como los aviones, correr a la velocidad de un fórmula-1, ver a través de la materia, o ser inmune al fuego y a las balas (Superman); una fuerza sobrehumana (Hulk); una forma física y habilidades atléticas excepcionales, junto con la maestría en Artes Marciales (Capitán América, Batman, Flecha Verde); una combinación de todas ellas (Los 4 Fantásticos); capacidad para convocar -tal y como se entiende en la Magia Atemporal- poderes de espíritus, y seres divinos, para ponerlos a su servicio (Doctor Extraño); grandes recursos económicos y tecnológicos (Batman e Ironman); y otros muchos. 

 


2) ¡Todo Superhéroe es tan grande como el Supervillano al que se enfrente! Ya lo dice un proverbio africano: “Así como el hierro afila al hierro, un hombre afila a otro hombre.” De esta manera podemos ver como Lex Luthor es el gran adversario de Superman; Joker lo es de Batman; el Duende Verde para Spiderman; Red Skull el del Capitán América, y cada Superhéroe tiene el suyo. Y todo Héroe o Heroína también, ¿o acaso nunca te has enfrentado a nadie que te negara el derecho a ser tú mism@?




3) Observa rigurosamente una Ética o Código de Honor. En ocasiones el Superhéroe se ajusta a la ética o a la justicia de la sociedad de la cual se considera parte; los ejemplos más claros de esto son Superman y el Capitán América, fieles defensores del American Way of Life , la mentalidad liberal y democrática, y la moral cristiana del pueblo estadounidense.



 
Podríamos afirmar que además representan el aspecto heroico de la faceta más luminosa o políticamente respetable de esta nación, mientras que por poner dos ejemplos contrapuestos, Batman o Daredevil representan la cara más oscura de Estados Unidos, es decir, su Sombra colectiva, pues aunque luchan por el mismo fin, el triunfo del Bien sobre el Mal, lo hacen siguiendo su propio código, en ocasiones utilizando medios políticamente incorrectos o moralmente cuestionables... 
 
 


Por otra parte, los Superhéroes defienden el orden establecido, sin pretender con sus acciones, salvo excepciones, modificarlo o sustituirlo por otro orden diferente, a diferencia de la mayoría de los Héroes Mitológicos, comenzando por el gran Prometeo, que pretendieron ante todo destruir el viejo orden para instaurar uno nuevo y más humano.
Si el Amor, el Coraje, el Sacrificio hasta sus últimas consecuencias, siempre en pro de un bien mayor, son los Valores del Héroe desde el principio de los tiempos, nadie ha dado mejor ejemplo de ello que los viejos y hoy casi olvidados Héroes Mitológicos.

4) Todos ellos viven dos vidas, una normal y otra heroica, oculta tras una máscara. Así protegen su auténtica existencia como servidores del Bien ante el mundo que les rodea, especialmente su entorno más cercano, que difícilmente aceptaría su verdadera personalidad.




 
Detrás de la máscara del personaje sencillo y nada pretencioso que representan en su vida cotidiana, se esconde un valeroso y extraordinario Guerrero o Guerrera de la Luz que jamás baja la guardia en su incansable lucha contra la maldad, y muy pocos conocen su secreto...
Solamente algunos amigos muy cercanos y en algunas ocasiones también sus enemigos; de esta manera los Superhéroes juegan a diversos roles dentro de su mundo y también fuera de él, según convenga a la estrategia del momento, siempre encaminada a triunfar sobre sus adversarios sin exponerse ni ellos, ni tampoco sus seres queridos, de manera innecesaria.
Junto con su máscara, los Superhéroes se sirven también de un refugio o escondite, por supuesto secreto salvo para ellos mismos y unos pocos elegidos, y en ellos descansan, se recuperan de sus heridas, y se preparan para nuevas batallas.

5) Así como la armadura era atributo y distinción del Caballero, un traje prodigioso es el atributo característico del Superhéroe. Este equipo realza cada uno de los poderosos músculos de su cuerpo prácticamente perfecto, protegiendo al Superhéroe y permitiéndole llevar las armas y gadgets que necesita para enfrentarse a los malvados.



Cada Superhéroe viste un traje único, que le diferencia de cualquier otro colega, y además le permite mostrar su figura atlética, anatómicamente perfecta, como aquella de la cual tanto presumían los viejos héroes griegos, pero sin necesidad de enseñarlo todo... Ya me entendéis.

A continuación, para concluir este artículo, veremos cuáles son los diferentes y muy peculiares orígenes de los Superhéroes:

Mitología Universal: Algunos de ellos, como Thor, Dios del Trueno, son antiguos representantes del Universo Mitológico, es este caso, de la Mitología Escandinava; otros, como Ghost Rider, el Motorista Fantasma, han obtenido sus poderes de la mano del Lucifer, al cual podemos considerar un personaje de la Mitología Cristiana. 
 


Extraterrestres: Hay quienes han llegado hasta nuestro mundo provenientes de lejanos planetas, como por ejemplo Superman.
Trabajos científicos: Programas que concluyeron con éxito, dando como resultado a Superhéroes como el Capitán América o el mutante Wolverine; en otros casos el experimento fue más bien accidental, pero el resultado fue igualmente afortunado, dando lugar a los 4 Fantásticos; sin embargo, también hubo accidentes, y de ellos surgieron como el Ave Fénix, Spiderman, el Hombre Araña y el increíble Hulk, entre otros. 

 

 
La Tecnología: Es otro modo de aplicar la ciencia para crear a un Superhéroe, pero con la peculiaridad de que solo se utiliza para el traje-armadura y los accesorios del personaje, o sea, sus armas, gadgets y en algunos casos vehículos que sirven al mismo tiempo como armas y como transportes para proteger al Superhéroe. Sin embargo, el propietario de estos equipos sigue siendo de carne y hueso. Batman e Ironman, por ejemplo. 



 
¡Muy bien! Por hoy llegamos hasta aquí, aún queda una 3ª y última parte donde veremos el papel que representan los Superhéroes en el mundo de hoy, y el poderoso y esperanzador mensaje que tienen para todos nosotros.
¡Pero eso será la semana que viene!

Y si no has leído la 1ª Parte, aquí puedes hacerlo:


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada