domingo, 1 de febrero de 2015

El Ciclo del Héroe: El Rechazo a La Llamada


Tomar la decisión más trascendental de nuestra vida


¿Salir o no salir de nuestra Zona de Seguridad! ¡He ahí la cuestión! Y ante esta disyuntiva nos hemos de ver inexorablemente, porque una parte muy antigua y poderosa de nuestra Personalidad, que se esconde en lo más profundo de nuestra Psique, no quiere afrontar ningún cambio. 


 

Esta parte de nuestra personalidad más arcaica y primitiva, y que sin embargo mantiene una gran autoridad sobre nosotros y nuestras decisiones, se llama Cerebro Reptiliano o también Cerebro Institivo. Es nuestro cerebro de lagartija...

 


Lo tenemos en común con todos los animales, y también con los reptiles -de ahí su nombre- y con los peces, que son los antecesores de los primeros reptiles terrestres, aunque de eso hace millones de años.
Su función es asegurar a toda costa nuestra supervivencia; a él no le interesa si eres feliz, ¡sino si sobrevives un día más en esta Tierra!
Está ahí, acompañándonos, desde el principio de nuestro devenir en el mundo, cuando sobrevivíamos en oscuras cavernas y enfrentábamos terribles peligros en la naturaleza que formaba nuestro salvaje y siempre incierto entorno, en aquellos lejanos y arriesgados tiempos.
Y nosotros obedecemos -prácticamente sin cuestionarnos nada- sus órdenes y advertencias, pues sabemos, o seguimos creyendo, que de ellas depende nuestra supervivencia.
Más vale malo conocido que bueno por conocer.” ¿Alguna vez has escuchado este popular refrán? ¡Es el lema de nuestro arcaico y sobreprotector Cerebro Primitivo o Institivo!
A mí me gusta decir que si mirásemos el mundo únicamente a través de los ojos -o sea, de los filtros mentales- de nuestro Cerebro Reptiliano, veríamos dinosaurios andando por las calles... ¡En pleno siglo XXI!



 
Y en nombre de esta regla de supervivencia -la nº 1 del fiel reptil que vive en cada uno de nosotros- junto con la programación de la sociedad, que nos impele a darle a nuestra propia seguridad una prioridad absoluta, buscamos siempre mantenernos en nuestra Zona de Seguridad o de Comodidad, porque cualquier paso en dirección a vivir una experiencia nueva y diferente, a rozar aunque sea por un momento la incertidumbre, en definitiva, a adentrarnos en esa misma Zona de Incertidumbre equivale a un... ¡Peligro de Muerte!


 


Sin embargo, ¡la Zona de Incertidumbre es también la Zona de Aprendizaje! Nada nuevo sabrás sobre ti mismo y sobre esta maravillosa y desafiante experiencia que es la Vida si permaneces en tu engañosa y limitante Zona de Seguridad.




Y es nuestro propio Héroe o Heroína Interior quien está llamado a despertar y romper los barrotes de esta cárcel de miedo y conformismo en la que permanecemos, infelices y temerosos, mientras la Vida, con mayúsculas, con todas sus maravillosas oportunidades, transcurre delante de nosotros, día tras días, año a año, hasta que un día llegue el momento, cierto e inevitable, en el cual hayamos de decirle adiós. ¡A no ser que decidas escuchar y aceptar tu propia Llamada Heroica y seguir tu Camino hasta el final!




El Séptimo Arte nos ilustra con un ejemplo magistral esta disyuntiva entre permanecer en lo conocido, en lo seguro, obedeciendo nuestras viejas creencias psicológicas, y atreverse a dar el paso y seguir la Llamada de la Aventura.
En la película “La Historia Interminable,” basada en el libro del mismo título escrito por Michael Ende, el protagonista, un niño lleno de complejos pero con un gran espíritu de aventura, llamado Bastian, se encuentra ante esa decisión de seguir o no su propia Llamada del Héroe, un Héroe llamado a encontrarse a sí mismo rescatando al País de Fantasía del destructor avance de La Nada...


video

 
El vídeo del fragmento de la película está en inglés, pero puedes leer el texto original en el propio libro de Michael Ende.
En este link puedes saber más sobre este y otros maravillosos libros que ilustran con sus bellas y mágicas historias el Camino del Héroe y de la Heroína:

Rechazar La Llamada tiene como consecuencia poner fin a tu recién comenzado Camino Heroico, enterrando la maravillosa oportunidad de conocerte a ti mismo como realmente eres y así poder empezar a vivir una vida desde la propia Autenticidad, y no desde la mentira y la traición a uno mismo.
O como enseñaba Joseph Campbell, gran divulgado del Arquetipo del Héroe: “Desoír La Llamada significa el estancamiento.”
Eso mismo le sucedió a Jonás, llamado a realizar una Misión entre los hombres, pero debido a su miedo y a su sentimiento de inferioridad y no merecimiento, renuncia, traicionando sus Dones y abortando su propia Grandeza y toda posibilidad de vivir su propia vida con Plenitud.
Hoy en día, desde la Psicología se habla del Complejo de Jonás cuando se refiere a este miedo al éxito basado en el no merecimiento y el sentirse menos que los demás.




¿Pastilla roja o pastilla azul? Elige pues, si quieres convertirte en el Héroe o la Heroína de tu propia vida, o prefieres seguir siendo una víctima más de la vida... ¡Es tu decisión y nadie más puede hacerlo por ti!




Si eliges la pastilla roja, como yo mismo hice seis años atrás, con mucho gusto te acompañaré en tu Camino.

Y ahora, para finalizar este artículo, me gustaría compartir contigo una fábula de propia cosecha, que trata precisamente sobre el Miedo y la Libertad, y la elección que hemos de hacer al respecto. ¡Espero que disfrutes y aprendas mucho leyéndola!

Aquí tienes los links:



No hay comentarios:

Publicar un comentario