lunes, 23 de febrero de 2015

El Ciclo del Héroe: Pruebas, Aliados y Adversarios


Aprendiendo a conocernos


El Héroe ha cruzado ya el Umbral que da entrada al Mundo Extraordinario, derrotando a su temible centinela que lo protege de los intrusos que aún no están preparados para desafiarse a sí mismos.
En otras palabras, ha abandonado al fin la seguridad de su Zona de Confort, es decir, de su mundo cotidiano de todos los días, para adentrarse en un nuevo tiempo y lugar, donde va a vivir la gran experiencia de comenzar a conocerse a si mismo, en toda su amplitud y profundidad, desde lo más luminoso hasta lo más oscuro.




¿Para qué abandonamos nuestro entorno más seguro y conocido para adentrarnos en la incertidumbre de lo desconocido? ¿Qué esperamos encontrar allí?
Solamente una cosa: ¡A nosotros mismos!

  


Y el resto vendrá por añadidura, porque si quieres llegar a algún lugar que realmente merezca la pena en la vida, primero has de saber con certeza quién eres, de dónde vienes, y solo así sabrás bien a dónde quieres ir.
Ahora te voy a compartir una enseñanza que la Vida me ha dado; de hecho me la dio hace mucho tiempo... Hasta que nos vas más allá del límite de lo que tú crees que puedes resistir, bien empujado por las circunstancias o bien de motu propio, no podrás ver de cerca, sintiéndolo con intensidad, lo mejor y lo peor de ti, y será entonces cuando realmente comiences a saber quién eres.



 
Hasta ese momento lo único que sabías de ti mismo era lo que otros te habían dicho, una historia relatada por otras personas que tú habías hecho propia, pero que no necesariamente era verdad.
Por este motivo el Héroe ha de vivir sus propias pruebas; pruebas que necesariamente son de diseño, es decir, personalizadas y adaptadas a su propia forma de ser, circunstancias, historia personal, y por supuesto teniendo en cuenta las lecciones a aprender.




Una prueba es una experiencia de toma de Consciencia, a través de un obstáculo que puede ser un desafío de Coraje, una pérdida, un esfuerzo de persistencia, un sacrificio, etc.




De esta manera, involucrándonos en todos los sentidos en estas vivencias tan intensas y ciertamente desafiantes, aprendemos a conocernos a nosotros mismos, rompiendo nuestros límites y descubriendo nuestro propio Poder.
Así es, así ha sido desde el principio de los tiempos, y así será por siempre.
Como una espada forjada a fuego y golpes de martillo, como un carbón sometido a enormes presiones para convertirse en diamante.  




Y en este trabajo de conocernos a nosotros mismos nos ayudan dos fuerzas antagónicas y que sin embargo nos llevan a la misma meta: Conocernos a nosotros mismos, hacernos más fuertes, más sabios y más capaces, con una nueva más amplia y profunda visión de nosotros y del mundo, y una siempre Consciencia de nuestro papel en la vida que hemos elegido vivir, con el personaje que representamos y el Espíritu que actúa a través de él. 
 
Son los Aliados y los Adversarios: Los Primeros nos ayudan apoyándonos con su Presencia, su Sabiduría y sus Manifestaciones; pueden ser personas y también circunstancias, acontecimientos -siempre resultado de una o varias Sincronicidades- Poderes y Virtudes propios o de otras personas u organizaciones, y siempre aparecerán en el momento y lugar oportuno... ¡La Vida es pura Magia!





De entre todos ellos, uno de los más importantes es tu Mentor, aquel que ha creído en ti desde el principio, y con el cual podrás contar durante todo el Camino; y junto a él estarán tus otros Aliados, pues como enseña la Sabiduría Atemporal:

"Cuando decides triunfar, el Universo entero conspira para que lo logres.”

Los segundos, es decir, nuestros Adversarios, son de la misma naturaleza que nuestros Aliados, pero ellos se oponen ferozmente y con igual determinación a nuestro avance.
Nos muestran nuestras debilidades y vulnerabilidad, así como nuestros puntos ciegos, muchas veces de la manera más descarnada y cruel que podamos imaginar; pero si sabemos -con Humildad y Amor propio- verlos como Maestros que nos enseñan todo lo que hemos de corregir y aun mejorar, entonces sabremos agradecer con sinceridad y reconocimiento como su paso por nuestra vida nos ha hecho más sabios, más hábiles y más fuertes, ¡y sin ninguna duda mucho más capaces de superar todos nuestros desafíos!




Pero, sin embargo, muchas veces somos incapaces de apreciar este regalo de la Vida, y nos comportamos como víctimas o como guerreros de poca Consciencia, humillados y ofendidos ante sus acciones.
De esta manera nos rebajamos de Héroes o Heroínas de nuestra propia vida a simples víctimas de nuestros destinos, rechazando la enseñanza que la vida nos ofrece como un gran regalo.
Los antiguos Toltecas hablaban de un figura que aparecía en la vida de todo auténtico guerrero que caminara la Senda del Poder y el Conocimiento, y lo llamaban Pinche Tirano.




Se trataba de una persona, hombre o mujer, que actuando desde una posición de poder sobre la vida del guerrero, le aguijoneaba sin piedad, forzándole a superar todas sus debilidades y vulnerabilidades, en un juego de ataques y contraataques en el cual el guerrero estaba llamado a triunfar sobre su poderoso adversario.
Tal era la importancia que le daban, y que en la actualidad le siguen dando, aquellos que seguían esta senda heroica de los Nauatl, que afirman que si no tienes la gran dicha de encontrar a un Pinche Tirano en tu camino, has de salir a buscarlo hasta encontrarlo y poder enfrentarte a él.
A modo de reflexión, y como una imagen vale más que mil palabras, sobre si forma parte de una película como “El último Samurái,” comparto contigo estas escenas del combate entre Nathan Algreen (Tom Cruise), el discípulo de Samurái americano, y el Maestro Ujio, su gran adversario durante toda la historia.




 Observa cómo Nathan aprende de su gran Adversario y Maestro:


video


¿Cuántos Adversarios hay en tu vida en estos momentos? ¿Les das el reconocimiento que merecen? ¿Qué estás aprendiendo de ellos?

 


Con estas tres preguntas te invito a reflexionar y tomar Conciencia, y en caso necesario, a ver las experiencias de tu vida desde una perspectiva diferente y más empoderante.

Con este damos el Sexto Paso en el Ciclo del Héroe. Si deseas saber más sobre los cinco anteriores, entra en estos links:

¡Seguimos adelante en nuestro Camino!



No hay comentarios:

Publicar un comentario