sábado, 13 de febrero de 2016

Sombras en Pareja, 1ª Parte


Amando desde la autenticidad o desde el miedo y la culpa


Hoy es la víspera de San Valentín, Día del Amor, celebrado en todo el mundo, para regocijo de quienes comparten los desafíos de su vida en pareja. El Amor es el gran protagonista de nuestra vida, y a la vez el gran desconocido... Comenzamos con este artículo, el primero de una serie de tres, el abordaje de un tema tan fascinante y desafiante -y valga la redundancia- como el de las relaciones de pareja contando con la inevitable presencia y poderosa influencia de las Sombras; la de cada miembro de la pareja, además de la propia de la pareja como tal.





Todos buscamos el Amor -en mayúsculas- a través de múltiples caminos, y la relación de pareja es el más transitado de todos; sin embargo, rara vez este camino nos lleva hasta la más deseada de nuestras metas: Sentirnos plenos, completos, en definitiva, felices.




Pero buscamos en el lugar equivocado, donde nunca lo encontraremos, fuera de nosotros; solamente en nuestro interior, en la cámara del corazón, hallaremos la fuente de nuestro Poder, y de la única posibilidad de ser realmente felices, que consiste precisamente en vivir en paz con nosotros mismos, una paz íntima y acogedora, que nos permite Ser -de nuevo con mayúsculas- dentro y fuera de nuestro ser.




Desde que éramos niños nos han estado vendiendo -salvo raras y muy afortunadas excepciones- una de las grandes mentiras, fundamento principal del nefasto paradigma social que condiciona y limita gravemente nuestra posibilidad de ser felices: Somos seres incompletos, cercenados, divididos en dos mitades, que deambulan perdidas y dolientes por el mundo desde tiempos inmemoriales, buscando volver a reunirse en un único ser, pleno y completo. Es la fábula de la media naranja, aparentemente inocente, pero que nos condena a la infelicidad.




La única verdad al respecto es esta: El Amor nace en nosotros mismos, cuando estamos alineados con nuestro Ser, conscientes de nuestra auténtica humanidad. Solamente amándonos a nosotros mismos, siendo conscientes de nuestro verdadero Ser, podemos amar a otros, y permitir que nos amen, sin exigencias ni expectativas, siempre engañosas y más temprano que tarde, profundamente decepcionantes.
¡Y esta experiencia es imposible de vivir mientras sobrevivamos sometidos al imperio del Miedo y de la Culpa!
Aquí es donde nos encontramos con la gran manipuladora... ¡La Sombra!




La Sombra es el conjunto de todo aquello que hemos aprendido a rechazar de nosotros mismos, lo cual hemos desterrado a la oscuridad de la Inconsciencia, donde sigue vivo, acechándonos a cada paso que damos en la vida, dotado de su propia voluntad e inteligencia.




Puedes profundizar en este punto haciendo click en este link:

Mientras no seamos conscientes de esta realidad, vivimos escindidos, es decir, divididos, entre una personalidad aceptada y socialmente correcta, y otra repudiada y socialmente inconveniente...




Seguiremos haciendo de nuestra vida una permanente huida de nosotros mismos y de todo lo que representamos, mientras intentamos -sin acabar de conseguirlo por completo- dejar atrás a la mayor parte de nuestro ser, de nuestra totalidad, buscando un sendero que nos permita seguir adelante a pesar de vivir en permanente traición a nuestra verdadera grandeza.
Las relaciones de pareja se convierten entonces en un juego basado en el engaño que nos hacemos a nosotros mismos en primer lugar, y en segundo a la otra persona, porque cuando somos incoherentes con nuestro propio ser, es imposible no serlo también con la pareja, pues nos relacionamos desde la negación de nuestro verdadero ser, o sea, desde la falsedad, y al hacerlo entregamos la dirección de nuestra vida a la Sombra que todos poseemos.




Y el único modo de romper este hechizo es integrar nuestra propia Sombra, recuperando nuestra totalidad para poder amar desde nuestra autenticidad. 




Puedes saber más sobre este tema consultando este artículo, el primero de una serie de tres: http://encaminodelheroe.blogspot.com.es/2014/10/claves-practicas-para-trabajar-con-la.html

De esta manera iniciamos un proceso profundamente transformador y enriquecedor, que nos permitirá amar plenamente, siendo conscientes en todo momento de nuestras fortalezas y debilidades, y sintiéndonos, a pesar de eso, merecedores de todo aquello que sea bueno para nosotros.
La vida se convierte entonces en un camino de autodescubrimiento y crecimiento como seres humanos, ¡y nuestra pareja, magnífico espejo, es nuestra gran aliada en esta aventura!
Y con este dato abrimos la puerta a un mundo fabuloso que comienza en un abismo oscuro y profundo, prosigue por un largo y solitario desierto, ¡y confluye en un cielo luminoso y de indescriptible belleza!




Manuel Marques

Coach para el Camino del Héroe

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada