domingo, 15 de marzo de 2015

El Ciclo del Héroe: La Recompensa


Merecemos lo mejor


¡Ahora es cuando comenzamos a ver luz en el túnel! El Camino del Héroe no es sólo Oscuridad y Pruebas, también hay momentos muy bellos y alegría cuando vemos lo mejor que hay en cada uno de nosotros.




Hemos atravesado el tramo más difícil y complicado del túnel y nos encontramos más cerca de la salida que de la entrada a éste, pues en este momento acabamos de cruzar el ecuador de nuestro periplo interior, y después de nuestra Iniciación, es decir, del Encuentro con nuestra Sombra, que ha sido también la Prueba Suprema de nuestro Camino, vamos a disfrutar del primero de los muchos regalos que nos concede la vida, ¡porque sin duda merecemos lo mejor!





 
Ahora es cuando comienza a brilla nuestro Diamante Interior, alumbrando nuestro Camino por este territorio psicológico -nuestra Zona de Incertidumbre y Aprendizaje, que ya nos es mucho más conocida y acogedora, que al principio de este desafiante Viaje de Autodescubrimiento y Poder.





Yo viví este Paso como el comienzo de una reconciliación largamente esperada con la parte más importante de mi familia, eso en primer lugar, y después pasaron muchas más cosas; sentí como me respetaba cada vez más a mí mismo y a la vez me hacía respetar por los demás, ciertas situaciones que antes de descolocaban y me superaban dejaron de hacerlo, porque podía manejarlas perfectamente, y el cupo de mi energía vital aumentó milagrosamente.






En aquellos momentos pensé que al fin estaba viendo resultados tangibles, y que el Camino emprendido realmente merecía la pena recorrerlo, a pesar de las pruebas que había debido de superar para llegar hasta ese punto.
Siempre que comenzamos nuestro Viaje Heroico es para nuestro mayor bien, aun cuando todavía no seamos conscientes de ello. Recuerda que no hay esfuerzo sin recompensa, ¡es una Ley Universal!
¿Cómo sería ahora mismo tu vida si no hubieras emprendido tu Camino? ¿Recuerdas el Miedo, las dudas, y las preguntas sin responder, que te acosaban al comienzo? 
 





Creo que ahora lo sabes... ¿No es cierto? Definitivamente, el Viaje vale la pena; a pesar de los obstáculos, los Adversarios, los esfuerzos supremos... ¡La Recompensa conseguida merece todo eso y mucho más!
Los seres humanos padecemos de una gran resistencia al cambio, y digo padecemos porque ello nos ocasiona un enorme sufrimiento.




Y por este motivo tomamos la decisión de efectuar un cambio en nuestra vida solamente cuando el dolor de no hacerlo es superior al dolor de desprendernos de lo viejo y de lo que no nos es útil. ¡Cuánto sufrimiento podríamos evitarnos si fuéramos un poco más inteligentes y nos amásemos un poco más a nosotros mismos!




El Universo entero está regido por una serie de Leyes, y una de las más importantes es precisamente la Ley de la Evolución. Esto significa que estamos aquí principalmente para aprender y evolucionar, en nuestro caso como Seres Humanos, y así como nosotros lo hacemos, lo hace todo el Universo en su conjunto, aunque en nuestro caso particular casi siempre aprendemos por las malas, o sea, por dolor. 
 





¡Muy bien! Ahora hemos de afrontar el difícil y peligroso camino de vuelta hacia el Mundo Ordinario, llevando en nuestro Corazón el Don que nos hace únicos, para compartirlo con el mismo mundo que nos vio partir y poner nuestro grano de arena en mejorarlo y hacerlo más humano.
Pero eso será a partir de la semana que viene. Mientras tanto... ¡Oh Héroe o Heroína de tu propia vida, disfruta de la Recompensa!
Si deseas volver a leer los últimos artículos del Ciclo del Héroe, aquí te comparto los links:

¡El Camino nos espera!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada