lunes, 18 de mayo de 2020

El Héroe en el mundo de hoy


3 motivos para ser un Héroe en el siglo XXI


Poned la Felicidad en la Libertad, poned la Libertad en la Valentía.”


Tucídides, Strategos de Atenas


Este párrafo extraído de la obra del propio Tucídides que lleva por título Guerra del Peloponeso ilustra magistralmente el propósito que da vida a los Héroes de todos los tiempos.

La palabra “Héroe” es aun muy utilizada en este primer cuarto del siglo XXI, momento histórico plagado de incertidumbre y desafíos en todos los órdenes de nuestra vida, y sin embargo es también una de las más incomprendidas y mal empleadas en nuestro tiempo…



En este sentido, desde el universo de los superhéroes y el mundo del cine han hecho una gran labor de divulgación del concepto y vivencia de este arquetipo o modelo de vida, pero al mismo tiempo un flaco favor a nuestro entendimiento, porque lo han colocado en un lugar tan lejano e inaccesible -porque todos ellos han sido dotados de superpoderes mentales, físicos, o en el peor de los casos económicos- que nos es imposible traerlo a nuestra vida cotidiana para experimentarlo.



Vivir el desafío de ser un héroe en tu propia vida es enfrentar el mayor desafío concebible en la experiencia humana: Trascender la propia experiencia de Ser Humano para acceder a un nivel superior de conciencia y comenzar a manifestar tu Ser Esencial, tu Divinidad, Aquello en ti que no fue creado, no nació ni va a morir porque Es Uno con la Divinidad Absoluta, la que no tiene nombre ni rostro ninguno puede abarcar su omnipotencia y profundidad.



Joseph Campbell, el más destacado divulgador del Arquetipo del Héroe en el pasado siglo XX, dejó escritas estas profundas palabras al respecto para todos nosotros:


La separación visible en el mundo es secundaria, más allá del mundo de opuestos hay una invisible pero no experimentada unidad e identidad en todos nosotros, y la apertura final al misterio de tu Ser te permite llegar hasta la consciencia del Cristo o del Buda.”




Este proceso culmina con la integración de nuestra Sombra, es decir, el Otro en Nosotros, la parte indivisible de nuestra personalidad humana que aprendimos a negar, reprimir y expulsar de nuestro Yo Consciente por imposición de las directrices del sistema de control imperante en nuestra alienada y deshumanizada sociedad.

De este modo reunificamos nuestra personalidad poniendo fin a todos los conflictos internos que de manera inconsciente en la mayoría de los casos, nos limitan o impiden vivir desde la Autenticidad y con plenitud nuestra experiencia humana. Este es el primer motivo.




Ahora damos el siguiente paso: ¿Estás preparado para morir? ¡Has de saber que todos los Héroes mueren, sin excepción! Mueren a lo que han creído ser, a lo que han sido obligados a ser, a su viejo y obsoleto yo, a las mentiras sobre las cuales han construido sus vidas y a los personajes desde los cuales han actuado para garantizar su supervivencia y la dosis mínima de aceptación y reconocimiento.



Una vida experimentada al 100% desde la plenitud, en la reconquista de la Autenticidad, requiere de nosotros morir para renacer a cada instante hasta encontrar la esencia primigenia de nuestra identidad única e irrepetible. Solamente así podremos separar el barro y la paja de nuestra semilla divina, y como en un proceso alquímico, pues la Alquimia es una metáfora de la evolución del Ser Humano, transmutar el carbón de nuestra personalidad en el diamante de nuestra Divinidad. ¡Aquí tienes el segundo motivo!



Para mí, desde mi propia experiencia personal y conocimiento de los años de ejercicio profesional, ser el héroe de tu propia vida es atreverte a ir más allá de todo lo que has sido hasta ahora para convertirte en la mejor versión de ti mismo.




Deseo hacerte dos preguntas: ¿Cuántos personas o personajes públicos ejemplos de virtudes conoces en tu día a día? ¿Cuántos ejemplos de todo lo contrario? Seguramente habrás encontrado un número mucho mayor del segundo ejemplo de personas que del primero, ¿no es cierto?


¡He aquí el tercer motivo: El mundo necesita Héroes! Necesita ejemplos de virtud, consistentes y coherentes, que inspiren lo mejor en nosotros, que nos impulsen a superar todos los desafíos, pasando por encima o a través de todos los obstáculos, que nos muestren que sí es posible un mundo diferente y mejor, más humano, más armonioso, más justo, quizás no en este momento, pero sí en un futuro probable y nunca demasiado lejano de nuestro presente. De nuevo, en palabras de Joseph Campbell:


Los héroes son personas que han trascendido todas las limitaciones humanas como guerreros, sanadores, santos y sabios; todos ellos nos inspiran y sus vidas son monumentos al potencial inconmensurable del ser humano.”




Aprendemos en gran medida, para bien y para mal, desde el ejemplo, como han descubierto los científicos estudiando las neuronas espejo, y por este motivo los Héroes han sido siempre un ejemplo muy a tener en cuenta para modelar -en el sentido que explica la PNL (Programación Neurolingüística)- el comportamiento de personas y sociedades, y así lo expone Rafael Echavarría, Coach y fundador del Coaching Ontológico, en su libro Ontología del lenguaje:


Los poetas, los responsables entonces de la educación, cumplían con su función de enseñar relatando historias épicas o fábulas, narraciones sobre acciones realizadas por humanos, héroes y dioses. De esta forma, se sabía lo que era la piedad, el amor o la perfidia a través de las acciones realizadas por los personajes de esas historias.

Por ejemplo, se accedía a la sabiduría obrando a la manera de aquéllos a quienes la comunidad, a través de estos relatos, como en el caso de Ulises, consideraba sabios. Se aprendía la valentía obrando según aquellos que la comunidad, en sus historias, consideraba valientes, como Aquiles.”





Hemos llegado al final del artículo, una breve exposición del inmenso y profundo significado y de las implicaciones de vivir la Aventura del Héroe, la mayor y más crucial de todas las que podemos emprender como seres humanos, una experiencia que yo resumo con las siguientes palabras en forma de metáfora:


Recorrer el Camino del Héroe es como entrar en una mina de carbón saliendo por el otro lado con las manos repletas de diamantes.”


Puedes leer muchos más posts sobre el Camino del Héroe en la siguiente recopilación: https://encaminodelheroe.blogspot.com/2017/02/un-alto-en-el-camino-del-heroe.html



Manuel Marques Robles

Coach & Mentor del Camino del Héroe



miércoles, 13 de mayo de 2020

¡Enfréntate a las crisis como un Héroe!


Despierta al Héroe que hay en ti, él sabe como superar todas las crisis


Hemos visto a los Superhéroes del cine y hemos leído sus cómics, escuchado al menos una historia sobre un gran héroe, histórico, mítico, o de ficción, y ahora ha llegado la hora… ¡De convertirnos en los Héroes de nuestra propia vida!



En estos momentos todos nos estamos enfrentando a la pandemia más grave a nivel mundial desde la triste y erróneamente conocida como “Gripe Española” de 1918, que azotó el mundo en los últimos compases de la I Guerra Mundial, y los inicios de la dura postguerra tras la firma de la paz.




La presente crisis ha generado a su vez una aun más grave debacle económica debida a las medidas de contención del virus covid-19, consistentes en parar toda la actividad económica no esencial, que está provocando la quiebra de numerosas empresas y que millones de personas hayan perdido sus ingresos económicos a lo largo y ancho del mundo.




Sin embargo, ante el ataque de los intereses de los poderosos que gobiernan el mundo, los llamados por el filósofo Platón “Amos de la Caverna”, se impone una actitud propia de los héroes para conservar nuestro poder de decisión y acción en medio de la avalancha de información de dudosa veracidad y la pandemia en paralelo de pánico y desconcierto…




Recuerda que esta crisis, como todas las demás que inevitablemente vendrán en el futuro, es una oportunidad para aprender y evolucionar en este entorno de desafío permanente que es el planeta Tierra. ¡Haz click en este enlace y cambia tu actitud!:

https://encaminodelheroe.blogspot.com/2014/06/la-crisis-amenaza-u-oportunidad.html



Voy a compartir contigo 3 tips muy prácticos y poderosos, para alinearte con la visión y la actitud propia del Héroe de tu propia vida que estás llamado a ser:


  1. Deshazte de tu Importancia Personal (Ego).

  2. Pon en cuarentena (en modo Pausa o si es necesario en Stop) la información que llega hasta ti; examínala, reflexiona, y toma para ti solo aquello que te sea útil para avanzar en tu camino y ayudar a otros.

  3. Practica la Ataraxia (la Virtud Estoica del desapego emocional de los acontecimientos del mundo).


Lee a continuación los siguientes textos extraídos de la Sabiduría Tolteca:


La importancia personal es nuestro mayor enemigo porque consume nuestra energía obligándonos a deferderla y nos hace vulnerables a los juicios de los demás.“


Nada templa tanto nuestro espíritu guerrero como el tratar con personas imposibles en posiciones de poder.”


Sé abierto pero inteligentemente escéptico.”





Y de la Sabiduría Clásica de los filósofos Estoicos de la antigua Grecia y Roma:


Hay dos clases de cosas en la vida: Aquellas que dependen de ti, y las que no; ocúpate pues de las primeras o tu vida será una continua lamentación.”


Tu felicidad depende de tres cosas, todas las cuales están en tu poder: Tu voluntad, tus ideas sobre los eventos en los que te involucras y el uso que haces de tus ideas.”


"Si estás angustiado por algo externo, el dolor no se debe a la cosa en sí, sino a tu estimación de ella, y tienes el poder de evitarlo en cualquier momento.”




Muy bien, ahora tienes herramientas para trabajar en un reencuadre de la situación, empoderarte y derrotar a las fuerzas que dentro y fuera de ti intentan mantenerte como una oveja asustada más dentro del rebaño de Borrego Matrix.





Recuerda siempre que… ¡Un Héroe transforma los obstáculos en oportunidades para crecer como ser humano!




Manuel Marques Robles

Mentor y Coach en el Camino del Héroe


martes, 12 de mayo de 2020

¡Sé tu mejor versión ha regresado!


Volvemos a publicar con energías renovadas


Tras casi 2 años de parón y con una imagen renovada, Sé tu mejor versión regresa con nuevos artículos fruto de un largo periodo de reflexión, para compartir contigo las poderosas enseñanzas atemporales del Camino del Héroe.



Te agradezco desde lo más profundo de mi corazón, como persona, Coach, Mentor, y escritor, tu seguimiento a lo largo de este tiempo de retiro e introspección, necesario para darle nueva vida a un espacio de sabiduría compartida que ha generado tantos cambios y motivos de victoria entre las personas que como tú habéis dedicado vuestro tiempo a leer y aplicar estas valiosas y eternas enseñanzas.



Es el momento de retomar la labor de educar nuestra Alma y nuestro Espiritu en aras de seguir dando pasos hacia la toma de conciencia y la liberación de las cadenas que nos han mantenido presos desde el inicio de nuestra andadura por el planeta Tierra como humanidad.

Deseo que los artículos que voy a publicar a partir de ahora, y también aquellos que publiqué en el pasado y que de nuevo compartiré contigo, sean el mejor alimento y la inspiración más poderosa para el Héroe que late en ti y que está llamado a despertar para convertirte en el Ser Humano libre, compasivo, y profundamente poderoso que estás llamado a ser.



Si es la primera vez que llegas a este Blog, haz click en este enlace y podrás leer una recopilación de todos mis artículos publicados hasta febrero de 2017 (hay 7 posts más publicados entre esta recopilación y el que estás leyendo ahora): https://encaminodelheroe.blogspot.com/2017/02/un-alto-en-el-camino-del-heroe.html


Manuel Marques Robles

Mentor y Coach en el Camino del Héroe


lunes, 21 de mayo de 2018

Todo Héroe tiene una Herida y un Don



Aquello que más nos debilita más puede fortalecernos


La Tierra es un campo de batalla, he aquí el Infierno del cual han hablado todas las religiones a las multitudes; pero el Hombre de Conocimiento, como todos los sabios que en el mundo son o han sido, sabe que el verdadero Infierno se halla se halla en la experiencia de la Tercera Dimensión, o sea, en la vida tal y como la conocemos los seres humanos.






En el Libro de la Salida del Alma a la Luz del Día, mal traducido como el Libro Egipcio de los Muertos, se narra como el difunto es conducido por el dios Anubis a la Sala de la Doble Verdad, y su Corazón es pesado en la balanza, frente a la Pluma de Maat -la Justicia- para determinar la pureza de sus actos, mientras Thot, el Escriba Sagrado, toma nota del veredicto de la balanza.
Cuando el Corazón pesa más que la Pluma de la Justicia, éste es ofrecido como alimento a Ammyt, el horrible y siempre hambriento monstruo, que se encuentra a la derecha de la balanza, y que simboliza la experiencia en la dimensión de la materia más densa, que es precisamente nuestra Tercera Dimensión. 






El simbolismo de esta historia nos remite al retorno a la materia de todo aquel que todavía no ha purificado completamente su Ser y Hacer.
Y en cada nueva caída en la materia, inevitablemente somos heridos una y otra vez... Pero hay una herida más profunda y dolorosa que las demás, una herida que nos marca de por vida, como un lacerante signo que nos distingue de los demás, y que con frecuencia nos debilita, derribándonos y haciendo duro y difícil nuestro camino.






Es la Herida, con mayúsculas, la cual, aunque consigamos curarla por completo, permanecerá en nosotros como una cicatriz indeleble y característica.
Este Herida nos pertenece en primer lugar, pero también pertenece y es característica de nuestra familia, nuestro pueblo o nación, y en último término, de la Humanidad.
Junto a ella, como parte inseparable e insustituible de nuestro equipaje para la vida, llevamos también un Don. Es un talento, una habilidad, una capacidad, que nos hace únicos en el mundo, y que forma la base y a la vez la punta de lanza de nuestro Poder.

Este Don, que está llamado a ser descubierto, y puesto en práctica para beneficio del mundo, es una expresión genuina del Amor que Somos, y al cual, como consecuencia de nuestro proceso de Domesticación, somos igualmente ajenos. 






Al contrario de nuestra Herida, de la cual solemos ser más conscientes, pero que intentamos ocultarnos a nosotros mismos y a los demás, el Don es una cualidad con frecuencia latente, desconocida para nosotros, que permanece dormida en lo más profundo de nuestro Ser Inconsciente, custodiado por nuestra propia Sombra, una entidad sobre la cual trabajaremos más adelante, pues tiene las claves de nuestro verdadero crecimiento como Seres Humanos, y aquí también es adecuado emplear las mayúsculas.
La Herida y el Don están íntima y directamente relacionados, y no podemos descubrir y manifestar nuestro Don si previamente no hemos reconocido y asumido nuestra propia Herida.
¡Sanar nuestra Herida es la vía que nos lleva a hacer real nuestro Don! Porque cada Herida tiene también su propia bendición, no es solamente una maldición que nos acompaña, y descubriendo este elixir de Sabiduría hacemos lo propio con el mayor tesoro que guardamos en nuestro interior.
Y de este modo ocurre el prodigio: ¡El Carbón se transforma en Diamante!






El dolor -y no el sufrimiento- es necesario para madurar y adquirir una Consciencia de Adulto, sana y madura, que sustituya a nuestra bienintencionada, pero extremadamente vulnerable y engañosa, consciencia infantil; tal y como enseñó el Buda: “El dolor es vehículo de Consciencia.”

El Don se hace más accesible y manifiesto precisa y principalmente en las Crisis... Y también en los momentos de Éxtasis, que son las situaciones en las cuales el Ego se rinde -al fin- ante lo que no puede controlar:







Manuel Marques Robles

Coach y Mentor del Camino del Héroe



lunes, 16 de abril de 2018

Catábasis y Anábasis



Muriendo a lo que hemos sido para renacer a lo que realmente somos


Desde tiempos inmemoriales el ser humano, tanto a nivel individual como colectivo (instituciones y organizaciones, pueblos y civilizaciones), ha vivido la experiencia de volverse hacia su mundo interior para descender a su propio infierno, es decir, a lo más profundo de su Inconsciente; descender al Inframundo, al Hades, al Infierno, a la Cueva Profunda, penetrar en el Laberinto, o caminar por la Noche Oscura del Alma, son algunas de las expresiones más conocidas para nombrar a esta vivencia tan humana.





Esta experiencia se presenta dentro de un marco de crisis, de ruptura y destrucción de lo viejo, de lo obsoleto, de lo inútil y/o limitante, para dar paso a un paréntesis de vacío, de falta de forma o estructura, de ausencia de un rumbo claro, y finalmente dar lugar a un nuevo paradigma o enfoque y modo de vivir nuestra vida.





Este fenómeno es sobradamente conocido por la Sabiduría Atemporal, pues es parte indispensable dentro de la experiencia humana como camino de autosuperación, tanto individual como colectivamente.
Recibe el nombre de Catábasis, dado por los antiguos griegos, y todos los héroes que en el mundo han sido, son y serán, están llamados a vivirlo como el Paso más importante y trascendental de su Camino.
Joseph Campbell, investigador, profesor y escritor estadounidense, fallecido en 1987, publicó dos libros y numerosos trabajos sobre el Arquetipo del Camino o Viaje del Héroe, retrató esta vivencia con las siguientes palabras:

Bajando al abismo es como recuperamos los tesoros de la vida. Cuando tropiezas, ahí está tu tesoro.
La misma cueva en la que temes entrar resulta ser la fuente de lo que estas buscando. La cosa maldita que tanto temías se ha vuelto el centro.”



Según mi experiencia, solamente en nuestra propia Cueva Profunda podremos hallar el tesoro de nuestra perdida autenticidad, custodiada por precisamente por la Sombra -a la cual hace referencia Campbell al referirse a “la cosa maldita”- para recuperarla y regresar con ella y dar un nuevo rumbo a nuestra vida.
Por ello me refiero a vivir la experiencia del Camino del Héroe con la siguiente metáfora: “Recorrer el Camino del Héroe hasta el final es como bajar a una oscura mina de carbón y salir a la superficie por el otro lado, con las manos llenas de diamantes.”






La Catábasis es equivalente por sus efectos a la Muerte Iniciática, tema que trataremos en el Capítulo 10 del Módulo 1 de este Curso de La Senda del Héroe. La palabra “Crisis” comparte raíz con el vocablo sánscrito “Cri”, el cual es compartido por las siguientes palabras de uso común: “Cribar” (separar lo válido de lo inútil), “Crisol” (recipiente para separar en el horno de fundición metal para trabajar de la escoria inservible), “escribir”, es decir, conservar para la posteridad aquello que es útil y necesario, y “Crisálida”, que es el capullo donde muere el gusano para dar nacimiento a la mariposa.
Nada es casualidad, todo está sincronizado, y la etimología nos lo está demostrando con este ejemplo; Siguiendo este mismo razonamiento, la experiencia de la crisis es una sana y periódica necesidad en un mundo regido por el cambio permanente, en un camino de autodescubrimiento, superación continua de límites y anhelo de reunirse de nuevo con la Divinidad.





¿Quieres saber más sobre esta experiencia tan desafiante? ¡Lee sobre ello en estos dos artículos!:


A la Catábasis sigue la experiencia profundamente vital y renovadora de la Catarsis, para dar lugar a la Anábasis o salida del Infierno en el cual hemos experimentado la muerte de nuestra forma de ser y hacer, de nuestro Ego o Personaje, para regresar al mundo profano de donde partimos, el cual será testigo del profundo cambio de nuestra personalidad, y -también -si está preparado y abierto al cambio- beneficiario de la obra que llevaremos a cabo desde la generosidad que caracteriza a todo verdadero héroe, como parte del último Paso de su Camino: Regresar al Mundo Ordinario y compartir el Don.

Haz click en este enlace y descubre como esta vivencia puede cambiar tu vida:





Divinidades como Innana en Sumeria, Marduk en Babilonia, Osiris en Egipto, Megistos Kouros en Creta, o Perséfone en Grecia, ejemplifican a la perfección el ciclo de Catábasis y Anábasis como representación de la muerte y renacimiento de la naturaleza dentro del calendario de unas civilizaciones que vivían en una conexión mucho más consciente y beneficiosa con el Universo.
Joseph Campbell lo expresó con toda claridad con estas palabras:

Si nos aferramos a la forma actual, no tendremos una próxima forma; la destrucción precede a la creación, todo proceso implica romper algo, la tierra debe romperse para producir vida.”


Heracles o Hércules, héroe mitológico por excelencia, el Caballero de la Triste Figura, más conocido como Don Quijote de la Mancha, o Alicia, quien viaja al País de las Maravillas son algunos de los protagonistas del ciclo de Catábasis y Anábasis, que todos estamos llamados a vivir en nuestra vida para renacer a la mejor versión de nosotros mismos.







Manuel Marques Robles


Coach para el Camino del Héroe